LIBRE ALBEDRÍO.

Miro hacia lo alto, pidiendo respuestas a las prehistóricas preguntas escritas con barro ante mis pies, pero no obtengo mas que un cálido silencio…he ahí la respuesta.

Jugamos elucubrando con hipótesis  y en medio de un río de ignorancia vamos avanzando despacio, saltando de una roca a otra tanto como nuestra capacidad de aceptar nuevas ideas nos deja, sin saber que solo es un juego y que caminando por la orilla de este río no habría tal debacle filosófica, y llegaríamos al mismo destino: la simple aceptación.

Nos proponemos el dirigir la opinión de otros sin darnos cuenta si quiera, y en base a nuestros propios traumas erigimos grandes fortalezas de arena, castillos sin cimiento alguno mas que la incansable lucha de uno mismo por mantenerlo en pie pese a viento y marea.

Son tan solo opiniones , tan solo argumentos , tan solo visiones unidimensionales de hechos tan complejos e injuzgables que nuestra mente no daría a basto para entenderlos, ni siquiera por un segundo.  Así somos, pero no por no llegar vamos a dejar de intentarlo en vida, y es entonces cuando desenfundamos toda nuestra pobre artillería racional y nos disponemos a defender nuestro castillo , no importa cual sea el argumento, ya que siempre habrá palabras que lanzar contra las teorías del contrario, y por eso precisamente damos por sentada nuestra mayor excusa y premisa: “todo es relativo”.

Siempre hay un hueco en toda teoría  y no es otro que la perspectiva de quien no la relata en primera persona, puesto que la realidad nunca puede llegar limpia y pura hasta nosotros, que poseemos tan grandes filtros como son: el interés, el aprendizaje en base a experiencias, los miedos que vetan nuestro juicio, y las limitaciones contextuales propias de cada cual. Entonces el pobre y confundido ser humano debate consigo mismo y con los demás , dando origen al ambiguo termino de ” filosofía”,  en un flaco intento de entender la existencia , la mente y la belleza, pero errando una vez mas al solo obtener la división de pensadores como único resultado.

Puesto que en cada persona se va a crear un patrón de pensamiento distinto en el mejor de los casos, me gustaría dar  por sentado que la propia belleza de la vida no es mas que el propio debate sobre lo que cada uno entiende por bello, y como actitud inherente al debate debe estar el respeto y la transigencia del que sabe lo insustancial de este en si mismo. Que la mayor verdad es el amor, y sin el respeto y la libertad para con uno mismo y para con los demás,  cualquier estereotipo o dogma con disfraz de arte ,justicia o belleza, solo encierra una abominación sujeta a una cuenta atrás,  y al estallar , solo perjudicara y manchara del gris lodo de infelicidad a aquel desdichado que quiso mentir al arte y acabo moribundo ,atravesado de espalda a pecho por la espinada lanza del negocio.

negocio copy

Biwareman 2013.

Anuncios

Autor: biwareman

Abro los ojos, veo a la gente.

Dime lo que se te pasa por la cabeza....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s