Ver Todo y saber Nada.

Hay ciertas ocasiones que evocan en mi ánimo una ausencia, una falta perceptible y substancial de algo que nunca estuvo ahí. Hay momentos, tan breves como una fracción de segundo, en los que para mi mente deja de existir ese segundo y todos los demás, un momento en el que se juntan pasado, presente y porvenir, de una manera tan drástica y efímera que debilita mi fe sobremanera. En ese instante de clarividencia no hay tiempo ni razón para la lógica, solo acuden raudas las emociones, que me cuentan una historia de ganancia y pérdida, de constancia y superación, de alegrías embutidas en un saco de injusticia e ignorancia. 

Al ver el todo y saber nada, se apodera de mi corazón una sensación de prisa, de urgencia por vivir, un sentimiento de que todo va tan deprisa y es tan escueto nuestro tiempo de vida que me hace dudar y resignarme a la idea de que quizás intentar sacar el máximo partido de esta pueda ser una tarea estúpida, una apuesta amañada y perdida de antemano. 

Son solo eso, instantes y emociones, que no prometen nada pero otorgan en silencio, sin futuro ni pasado al que agarrarme, me cuentan una historia del presente, siempre presente.

Anuncios

Autor: biwareman

Abro los ojos, veo a la gente.

Dime lo que se te pasa por la cabeza....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s