Pasito a pasito.

Somos lo que sobra después de nuestro esfuerzo y cansancio, lo que queda después de aguantar, respirar hondo y seguir adelante, no nos queda alma para tanta vida y en consecuencia adaptamos nuestra existencia a la cantidad de alma que nos queda después de la jornada.

Seremos pequeños, tan pequeños como hayamos decidido ser después de haber aceptado las normas de otros, las metas de otros, la recompensa a conseguir deseada por nadie pero envidiada por todos, y contra más pequeños seamos, más buscaremos la aprobación de los demás a pesar de nuestro propio destino.

Nadie está obligado a nada, la única cláusula de este contrato es que tarde o temprano debemos irnos, pero mientras estemos aquí somos nosotros los responsables de cada paso que damos.

Anuncios

Estas en control de tu propio destino? 


REALMENTE…somo auténticos e irrepetibles, y es un orgullo ser uno mismo, hasta que me veo en el espejo y la duda queda sembrada.Cuanta parte de mí necesita que cierta parte de otros este impresa en mi reflejo?, cuanto tiempo mio ha de ser sistemáticamente un puro reflejo del de los demás??

Te gusta llevar gorra, pero llevas el mismo estilo de gorra que todos ….en que aporta eso personalidad? o quizás la bipolaridad es un estado sine quanon y no un síntoma de delirio… quizá es tan grande la diferencia entre nuestra descomunal realidad subjetiva y nuestra identidad social, que ni siquiera tiene nada que ver lo que uno haga con lo que uno diga. Tiempos difíciles para las definiciones sin duda alguna.

Tiempos cíclicos y relativos que a nuestra pequeña consciencia terrenal le parecen vidas enteras, cuando solo son breves destellos de luces insignificantes que no llegan a alumbrar nada…solo destellos sucesivos que prenden a otros destellos cual polvorines chasqueantes para al final……solo quedar silencio y paz.

 HUMILDAD.

Es muy difícil mantener el equilibrio en este vayven de ideas y sombras….siendo nosotros la sombra y lo indestructible la idea, poco hay que podamos hacer para ser trascendentes y ese poco es: ser consecuentes. Estar por encima de los instintos animales que nos guían. 

Yo confieso aquí y ahora, mi culpa por ser un animal al que no le ha sido fácil el aceptar su intrascendencia…a veces siento que soy como un pequeño brote de una minúscula planta que nunca te pararías a contemplar, situada en un recodo de un pequeño bosque de un lugar al que nunca te plantearías el visitar…..pero eso no quita que quiera la misma luz y el mismo agua que las rosas que cuidas en tu jardín, y que quiera luchar por mis raíces y mis días, haciéndome mas fuerte después de cada tormenta….hasta que al final me convierta en un árbol esbelto y frondoso, en el cual las aves busquen cobijo y los caminantes graben con cuchillos mensajes de amor.

Y cuando mi corteza sea pesada y mis brotes mas débiles cada anyo, antes de que llegue el momento de secarse e integrarse humildemente en el ciclo de la vida, solo espero mirarme al espejo una ultima vez…..y no ver dudas reflejadas, no ver a nadie mas que a mi mismo,sin tiempo, sin falsedad, sin cadenas…..sin la gorra de moda que todos lleven.

 B.

Colores.

Cuando veas las flores , no te olvides de mirar los colores.

No puedo evitar el generalizar en todo lo que hago, pienso, hablo y escribo, y con esto no quiero decir que pase por alto los detalles, sino todo lo contrario.

Un punto de vista bajo y egoísta solo tiende a ponerse así mismo como centro del universo,literalmente…y esto es todo lo que me merece la pena decir de estos; pero un punto de vista que generaliza, observa los detalles más insignificantes, filtrando con mimo y esmero cada milímetro de superficie, cada miligramo de actitud y finalidad, cada color, sombra y sonrisa, hasta dar con la formula de lo absoluto, encontrando el mínimo común denominador que hace de guión general, de excepción que confirme la regla de que uno somos todos, y todos no somos lo mismo […].

El “generalizar”, tal y como yo lo siento, hace más llevaderas las pasiones, no malgasta el tiempo de los demás en las conversaciones y anima a cualquiera a participar en el proceso de sacar conclusiones útiles y positivas cuando el tiempo de interacción nos pone ante situaciones que no sacan lo mejor de cada uno. 

Generalicemos señoras y señores, para ser más grandes y mejores, disfrutemos de las formas y las líneas cuando observemos las flores, pero sin olvidarnos de admirar la esencia: sus colores.

Problemas sin problema.

  
Nada es un problema, y todo lo que pueda suponer un inconveniente a corto plazo, dudo que carezca de propósito.

El problema , si acaso hay alguno , somos nosotros mismos; nuestras expectativas, miedos e inseguridades que tanto trabajo nos cuesta mantener a raya bajo la estricta supervisión de una monotonía lánguida e inerte , muriendo en vida, en una constante tensión entre el pesimismo y la auto compasión. 

Una situación incómoda es un regalo , podríamos decir que sería el equivalente a la llave de una casa nueva, pero nosotros nos acabamos de quedar sin la casa que teníamos, oscura, antigua y manida, y solo vemos un trozo de hierro inútil en nuestras manos , no vemos la herramienta que la vida nos brinda, la ilusión, la búsqueda y el esfuerzo de probar esa llave en otras puertas y la evolución que ese reto nos aporta.

A veces no se trata de lo que te vendría bien obtener o lo que puede paliar temporalmente tus quejas , sino de lo que estás dispuesto a sacrificar para conseguir tus metas, se trata de ser consciente de tus virtudes y tus defectos, y tomar decisiones incómodas y drásticas , de acuerdo a lo que tu corazón te dice ,por tu bien y el de los que te rodean.

LA BOHEMIA.

DO NOT DREAM

Mirar hacia delante, con una sensación tan familiar para unos como indescriptible para otros, parecida a una sutil montaña rusa que te hace dudar en cada tramo, lo excitante es no saber que giro viene a continuación y tú estomago esta en continua tensión, esperando lo inesperado.

Al igual que en el Amor y en los deportes de riesgo, tener la casi “certeza absoluta” de que conoces el final del viaje, pero ese uno por ciento de duda es lo que te mantiene en vilo, despierto, ágil y expectante hasta que, desafortunadamente,  lo inhóspito y extraordinario se transforma, mágica y lentamente, en una zona de confort a la que aborrecer y culpar de nuestro letargo.

De qué otra cosa puedo estar hablando, si no de la misma vida?, de un vaivén de sentimientos más poderosos que cualquiera de nuestros miedos y frustraciones, de una aventura que solo es aventura si nos salimos del molde y nos permitimos empezar de nuevo, una y otra vez, hasta que la muerte nos lo impida. En realidad, empiezo a pensar que fuimos diseñados para el cambio constante y arbitrario como única forma de vida sostenible y disfrutable, donde el gozo se basa en la consecución de detalles básicos para la existencia, más que en la ostentosa ociosidad del acumulamiento progresivo por defecto.

Lo bonito de todo este asunto, y tanto más curioso, es lo fácil que resulta para un ser humano el empezar una vida de constante aprendizaje y aventura, de cambio y esfuerzo recompensado, de visión y conocimiento…tan solo toma el esfuerzo de dar un primer paso, y lo demás te lo trae la vida y el instinto de supervivencia …..En cambio, cuan duro e inhóspito se antoja el dramático esfuerzo de una vida sedentaria y empequeñecida, trágicamente encadenada a la maquinaria de ordeño, en la cual se nos atrofia voluntariamente la razón en pos de la despiadada actitud de aceptación del mal necesario, tiramos valores y actitudes por la borda, o las tiran por nosotros más bien, que como ya sabemos: el que calla otorga, y  ojos que no ven….

Temas sin conclusión aparente, como este que me ocupa, son de naturaleza extraña, que solo el que lo experimenta lo puede corroborar e interesarse por estas palabras…y el que no lo ha hecho, simplemente llega a aborrecer las idílicas patrañas de los trotamundos desaliñados, y prefiere un buen painkiller a base de estupidez vulgar y cotidiana, de miedo intransigente que los proteja y aleje de descubrirse como masas de carne y hueso inútil y sin propósito existente, e incurrir con descaro en negligencia para con la única razón de existir, como es la evolución y transmisión del conocimiento en toda su amplitud y armonía.

Sed valientes, sed humanos, y si no podéis liaros la manta a la cabeza y empezar a vivir de verdad, por lo menos usad y ejercitad la imaginación, la transigencia y la humildad.