Belleza en estado puro.

  

La vida es bella, bellísima.

 
Desafortunadamente, el sistema social en el cual vivimos no lo es tanto…más bien diría que lejos de ser algo pasable, ni siquiera reprochable, es una gran mierda, y como mierda que es ha sido creada por la parte del ser humano que menos belleza y más necesidad tiene, y esta creación apestará cada día más hasta el momento en que empiece su declive, se empiece a secar y sea absorbida por la pachamama …al igual que otras muchas mierdas antes que la actual. 

El gran problema que nosotros, criados dentro de una gran boñiga de cerdo, tenemos, es que no sólo nos hemos acostumbrado a su hedor, es más, lo encontramos relajante y adecuado,, lo buscamos!!!, y en alas de la locura escatológicamente aberrante que llevamos por montura, nos intentamos hacer amigos de él, cuál pusilánime sin amor propio que le ríe gracias al bully de turno y que luego va a mearse en la cama con una sonrisa…así es señoras y señores, le reímos las gracias a lo putrefacto, solo por hacer lo que hacen todos y por, de una vez por todas, descansar de la incansable lucha que hemos llevado toda nuestra vida contra el sistema, contra lo absurdo, contra la mierda. Llega un momento en el que dices : Basta ! No puedo seguir así, ya estoy cansado de abogar por lo justo y en contra de lo inmoral, y acto seguido te relajas, te aflojas como se afloja el músculo dolorido que ha soportado una carga extrema, pero que al fin y a pesar de todo, puede ser blando y descansar.

No nos damos cuenta de en qué momento el relax pasa de ser un capricho a ser un hábito, después a una actitud y un estilo de vida, para finalmente adsorbernos y someternos, con su hediondo perfume de mierda, casi como si de cloroformo se tratara…y entonces sucede lo peor: uno se relaja tantísimo , que se le relaja el esfínter y hacemos nuestra aportación a la sociedad, el gran acto de homenaje a nuestros hijos : la mierda.  

Anuncios

Colores.

Cuando veas las flores , no te olvides de mirar los colores.

No puedo evitar el generalizar en todo lo que hago, pienso, hablo y escribo, y con esto no quiero decir que pase por alto los detalles, sino todo lo contrario.

Un punto de vista bajo y egoísta solo tiende a ponerse así mismo como centro del universo,literalmente…y esto es todo lo que me merece la pena decir de estos; pero un punto de vista que generaliza, observa los detalles más insignificantes, filtrando con mimo y esmero cada milímetro de superficie, cada miligramo de actitud y finalidad, cada color, sombra y sonrisa, hasta dar con la formula de lo absoluto, encontrando el mínimo común denominador que hace de guión general, de excepción que confirme la regla de que uno somos todos, y todos no somos lo mismo […].

El “generalizar”, tal y como yo lo siento, hace más llevaderas las pasiones, no malgasta el tiempo de los demás en las conversaciones y anima a cualquiera a participar en el proceso de sacar conclusiones útiles y positivas cuando el tiempo de interacción nos pone ante situaciones que no sacan lo mejor de cada uno. 

Generalicemos señoras y señores, para ser más grandes y mejores, disfrutemos de las formas y las líneas cuando observemos las flores, pero sin olvidarnos de admirar la esencia: sus colores.

El timo de la vida.

  

Vamos a poner los puntos sobre las íes. Somos unos engañados de la vida , literalmente. 
Apenas hay nada a nuestro alrededor que desprenda una calidad aceptable y siendo los sentimientos lo único real y de calidad ,también nos los degradan con alevosía, y el tonto se cree que recibe pan pero no es trigo todo lo que se cuece. 

Nos alarmamos solo cuando nuestra conducta condicionada nos da la señal, predeterminada por los de la ley y el orden del ilustre cuerpo de “lo tuyo es mío y lo mío también”, pero nunca nos sublevamos, ni siquiera pestañeamos, cuando es nuestra VIDA la que está en juego, sea en cualesquiera de sus distintas dimensiones. 
Ahora voy a detallar unas cuantas rutinas diarias que hacemos y padecemos por defecto, a modo de ejemplo : 

– Recibimos una educación que no es tal, sino un adoctrinamiento calculado y deficiente, que solo te prepara para ser un tonto a las tres, sin cuestionar nada de lo aprendido.

– Ingerimos comida que no contiene apenas valor nutritivo, pero tiene mucho beneficio para el que lo produce en masa o lo revende multiplicando el precio por trescientos por ciento. Si somos lo que comemos….somos oportunismo y egoísmo .

– Vestimos ropa de calidades ínfimas, pagas poco por obtener poco, dura poco y te crees que has hecho un negocio redondo.

– Nos relacionamos con otros en base al odio común, en la mayoría de los casos, ya que de las cosas verdaderamente buenas y auténticas de la vida nos da hasta vergüenza hablar. Y es que creemos que encontramos personas afines a nuestro paso, pero en realidad tendemos a relacionarnos con los que han sido repudiados o encasillados por los mismos que nos repudian o encasillas a nosotros. Grupos de desechos que apestan a lo mismo, y nadie se libra de esto.

– Pagamos por cosas que ya nos pertenecían pero que algún desgraciado las ha “privatizado” por su cara bonita , 

– O en ocasiones pagamos toda una vida por valores virtuales, de cosas que al final se nos pueden arrebatar con todo el descaro del mundo y encima los que nos las arrebatan están amparados por esa inmundicia a la que llaman “ley”.

– Creemos que somos eternos e indestructibles , y lloramos como sin entender, cada muerte de personas allegadas o enfermas, pero poco hacemos por cambiar ese paradigma.

– Llevamos miles de años matándonos entre nosotros y siendo desdichados por nuestro instinto avaro, territorial y orgulloso, nada mejor que el de cualquier primate, pero nos dejamos engañar a placer por lo “políticamente correcto” y nos escandalizamos en cuanto algún miembro ,de esta nuestra raza humana, se deja llevar por sus pasiones y revienta una bomba donde le sale de los cojones o mata a placer con fines avaros y/o territoriales . Nos hacen creer en un mundo de bienestar en el que solo hay que callar y pagar para ser un semidiós, y nosotros, ignorantes de nuestra propia apatía y falta de amor propio, nos dejamos hacer y encima nos quejamos y lloriqueamos por cualquier pesar , desde que somos unos pequeños mocosos hasta que morimos de viejos . Siempre la misma estupidez pero con diferente estado del Ego.

En fin, amigos y amigas, con todo esto quiero exhortaros a que pongáis todo lo cotidiano y lo no tanto en tela de juicio, siempre que vuestras apretadas agendas de “comer, cagar y dormir” os lo permitan. 

Seamos los dueños de nuestros actos y de nuestro futuro, y que paséis buen día ! 

Problemas sin problema.

  
Nada es un problema, y todo lo que pueda suponer un inconveniente a corto plazo, dudo que carezca de propósito.

El problema , si acaso hay alguno , somos nosotros mismos; nuestras expectativas, miedos e inseguridades que tanto trabajo nos cuesta mantener a raya bajo la estricta supervisión de una monotonía lánguida e inerte , muriendo en vida, en una constante tensión entre el pesimismo y la auto compasión. 

Una situación incómoda es un regalo , podríamos decir que sería el equivalente a la llave de una casa nueva, pero nosotros nos acabamos de quedar sin la casa que teníamos, oscura, antigua y manida, y solo vemos un trozo de hierro inútil en nuestras manos , no vemos la herramienta que la vida nos brinda, la ilusión, la búsqueda y el esfuerzo de probar esa llave en otras puertas y la evolución que ese reto nos aporta.

A veces no se trata de lo que te vendría bien obtener o lo que puede paliar temporalmente tus quejas , sino de lo que estás dispuesto a sacrificar para conseguir tus metas, se trata de ser consciente de tus virtudes y tus defectos, y tomar decisiones incómodas y drásticas , de acuerdo a lo que tu corazón te dice ,por tu bien y el de los que te rodean.

Devolviendo la esperanza. Kim Phuc

the girl on the picture- vietnam war

La famosa fotografía de Kim Phuc tomada el 8 de junio de 1972 por Huyng Cong Nick Ut, el fotógrafo de la agencia AP galardonado con el premio Pulitzer

 

No somos dioses, pero infligimos dolor y angustia en civilizaciones enteras con solo apretar un botón; a veces es un botón que detona bombas el que apretamos, a veces es el botón de un canal de TV que nos manipula y distrae nuestra conciencia insensibilizándonos ante las desgracias ajenas, o a veces es simplemente un botón de compra online con el que promovemos “sin saber” el que provincias o incluso países enteros sigan bajo el yugo de la esclavitud que proporciona el capitalismo y la estafa del Free Market. No somos dioses, ni mucho menos, pero siempre alguien nos proporciona un botón y nosotros lo apretamos, siendo así no solo cómplices sino artifices de la barbarie.

Ayer tuve el placer y la oportunidad de asistir al discurso de una gran mujer, una mujer que siendo tan solo una niña  de 9 años tuvo la desgraciada suerte de sufrir los efectos de la mas sucia y despreciable cara del ser humano: La guerra. 

Al igual que sus amigos, primos y hermanos,  al igual que decenas de miles de niños que hasta el día de hoy han tenido que sufrir esa misma suerte de la mano de la codicia y la insensatez, en todos los países del mundo,   Kim Phuc , mas conocida como “la niña de la foto” en la guerra de Vietnam, (foto por la cual cambio la visión de muchas personas y comunidades respecto a la desastrosa y ridícula guerra de Vietnam), fue victima de un bombardeo con Napalm por error, el cual la alcanzó y quemó, no solo su aldea y  lo poco que poseía incluida su ropa, sino también toda su espalda, su pasado y su presente, pero Kim no es una gran mujer por el hecho de haber sufrido lo que otros muchos, sino por el hecho de haber tenido la inspiración y el coraje de rehacer su vida entorno al objetivo de denunciar lo ocurrido, de tomar cartas en el asunto y  de ir de ciudad en ciudad, de país en país abrazando a la gente que se acerca a ella, mirando a los ojos de cada persona que la atiende y dando un mensaje personal y eterno de paz , amor y perdón. 

Como ella misma me dijo : ” Si después de lo que he sufrido, puedo sentir perdón y ser feliz en esta vida , vosotros sin duda también podéis conseguirlo, y ayudarme a pasar el mensaje a vuestros seres queridos:  hagamos un mundo mejor”.

Guerras como esta y muchas otras,  en la cual un pueblo entero fue victima de la insolencia y desfachatez de dos potencias mundiales, devastando y destruyendo pasado y futuro de seres humanos, son, o deberían ser el mayor y definitivo indicador de a quien estamos confiando nuestro futuro, a quienes estamos dotando con el poder de tomar decisiones en nombre de la humanidad, y si de verdad somos tan necios, imprudentes y egoístas que no queremos ver la realidad ni hacer NADA por cambiarla, nos debe quedar claro que no somos mas que una lacra, no mejor que aquellos que botón en mano hacen sufrir a gente inocente, y probablemente, en un futuro no muy lejano, nosotros seamos las victimas de esa tempestad de orgullo y destrucción de la que todos supimos pero no hicimos nada al respecto. 

Todos somos Uno.

http://www.kimfoundation.com

 

 

 

El Amor y punto.

Amor. 


El amor es infinito e inextinguible, es lo que nuestra mente asocia con la misma palabra y sus acepciones, pero a la vez es mucho más, mucho más y todo a la vez.

El amor que en algún momento hemos experimentado a lo largo de nuestras vidas, no el amor obseso, no el amor agonizante ni el doloroso, porque eso no fue amor, sino el amor que nos ha llenado alguna vez al ver a los que amamos, sólo al verlos reír y el simple hecho de sentirte en paz y completo, con o sin ellos , sólo por una eterna fracción de segundo, que se saborea dulce y cálidamente como una pequeña eternidad; ese amor es la materia prima de los sueños, de la bondad y de la vida misma…algo eterno y siendo tan omnipresente, es a la vez tan único e indescifrable que los herejes de la existencia se esfuerzan por ensuciar, al intentar juzgarlo con esas mentes tan pequeñas y desentrenadas, tan inexistentes que no reflejan luz alguna siquiera, y que se empeñan en desprestigiar de mil maneras, usando palabras de Goliath, sin saber que Goliath es la representación de la derrota y la desdicha. 

Amor, señoras y señores, la absoluta seguridad de la reciprocidad, de la totalidad de un ser sin necesidad de explicación, eso es lo que hay que entrenar, esta en nosotros como cualquier propósito o acción, como la mente atrofiada que vuelve a lucir al ejercitaría adecuadamente, como el músculo flácido que con persistencia y paciencia se endurece y fortalece, el amor no llega, no es un tren que pasa ni patrañas que se van, el amor es lo que te esta dando la oportunidad de que todos esos jugos de fluidos y espacios, montones de moléculas, células y todo lo demás que quieras argumentar, el amor es lo que hace posible la cohesión de todo eso y que encima d acceso a algo mayor, a las emociones, y esa energía, esa emoción, ese amor, es algo que te define y te explica, algo que hasta sé puede utilizar y que no se gasta de usarlo, algo que tenemos que ejercitar y convertir en nuestra denominación de origen, en virtud y habilidad, en identidad , no el pelo, no la ropa ni los roles desarrollados para nuestra inclusión en El Grupo, el amor es lo que se debe celebrar, al amor, amigos míos, que es fuente y cántaro, amanecer y anochecer, principio y vuelta a empezar….



El paraíso de la “crisis”.



Ya no hay paraísos gracias a la “crisis”.

Efectivamente, habéis leído bien, el cuento chino de la crisis, del que tanto se ha elucubrado y maldecido, creando una sombra culpable para expiar un proceso natural de desarrollo capitalista , del que tan poca gente hace mención últimamente, (a menos que sea para nombrarla en algún pequeño discurso de auto compasión embutido de clichés y posiblemente un par de cervezas), ha sido una fuerza destructora de los pocos paraísos terrenales que aún estaban al alcance de la mano del ciudadano de a pie, en los cuales se ha cambiado árboles por hoteles resorts, plácidas playas por cocederos  de compra venta, culturas gastronómicas por especulación a corto plazo y abuso descarado. No es un concepto ambiguo en absoluto, que la razón por la que ahora mucha gente tiene dinero es porque otros tantos ya no lo tienen, a diferencia de cuando todos teníamos algo pero no lo suficiente como para permitirnos una semana en Bali. Ya no quedan muchos lugares en los que dormir bajo un techo y en paz en los mal llamados paises de segunda fila. Ahora, y gracias a las “crisis”, medio mundo se esta enriqueciendo, construyendo, financiando, fabricando, especulando…mientras el otro medio esta comiendo mierda, cosa que ya pasaba desde tiempos remotos pero que nadie supo ver, envueltos entre los paños calientes del desarrollo industrial; y el que piense que esta pagando muchos impuestos y se merece más de lo que tiene, que se haga cargo de la situación : lo que paga, en su mayoría es solamente para el sustento de ladrones de guante blanco, políticos y enchufados que de poca o ninguna utilidad son para nada ni nadie en este mundo más que para preparar la auténtica coartada: dar el visto bueno al auténtico plan de explotación de masas que a día de hoy hace ricos y adinerados, y ellos mismos sacan de sus bolsillos lo que depositan en los negocios de otros adinerados, marcas, lujos, tendencias y mierdas inútiles para el ser humano …que nadie se hizo rico siendo honrado ( cívico ) ni pobre siendo emprendedor ( creativo). 

Si bien el mal que nos afecta a día de hoy, es la falta de sincronismo y conciencia para con nosotros mismos, hijos de la comodidad, nietos del desamparo,  nos lastimamos por falta de puertas a las que tocar en busca de limosna en vez de comprar un hacha y una sierra y hacernos nuestra propia puerta.

 Huye del que quiera envenenar tu alma con tristezas y desalientos, que por duro que esto suene, uno a de tener la entereza y la filosofía de cambiar lo que se es para poder cambiar el mundo que le rodea, es decir, sus condiciones de vida. 

La conclusión en este caso, vendría expuesta en un popular libro, que dice : “dale un pez al hambriento y comerá un día, dale una caña y enseñalo a pescar y comerá por siempre”. Esto nunca se entendió por nuestra falta de conciencia y educación, que siempre creímos que los hambrientos eran otros, pero la frase no habla de peces ni de gente extraña, sino de uno mismo y nuestra “hambre”de vivir en este mundo.

En resumen, queridos terrícolas, aplicaos lo siguiente : Aprended a “pescar” , no dejéis para después lo que se pueda hacer ahora, sed creativos en todos los niveles, alimentad la humildad que ensalza la vida, y la honestidad que respeta el entorno…y todo lo malo pasará  dejando paso a tiempos mejores, os lo garantizo 😉